Fuente: Colin Kortman (INOGO)


Hábitats críticos de la región de Osa y Golfito


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región.


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


1. Resumen


Regiones Fitogeográficas: Estribaciones occidentales de la cordillera de Talamanca; Cimas de la península de Osa; Laderas de Osa y filas Costeña, Cruces y Cal; Llanuras de la península de Osa.

Propuestas de Conservación Regional (hábitats críticos): Fila Costeña, Fila de cal, Isla Grande (Golfito), Isla violín, Pavón, Refugio Golfito y alrededores, Reserva Indígena Abrojo Montezuma, Reserva Indígena de Conte Burica, Reserva Indígena Guaymie Altos de San Antonio, Manglares del Coto Colorado, Delta del río Rincón, Fila Cruces, RF Golfo Dulce, Humedal Térraba-Sierpe.

Amenazas: agricultura, ganadería, carreteras.

Recomendaciones: zonificación, protección de las áreas identificadas como “propuestas de conservación regional”.


2. Introducción

La región de Osa y Golfito se caracteriza por poseer una gran biodiversidad, funcionando como una reserva genética de flora y fauna. Gracias a su ubicación geográfica y sus características fisiográficas, ocurren en el área distintos ecosistemas que van cambiando desde el nivel del mar hasta la cordillera de Talamanca (INBio 1995). Un estudio realizado por INBio (1995) determinó que en toda el área de Conservación Osa (Osa, Golfito y Corredores) existen 38 ecosistemas distintos, siendo 28 ecosistemas naturales. El mismo estudio resumen estos 38 ecosistemas en 11 tipos de cobertura presentes en el área de los cuales cinco son naturales y seminaturales bosques, manglares, otros humedales, matorrales y pastizales.

El proyecto GRUAS II del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) y el Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE) emplea las unidades fitogeográficas para clasificar los sistemas ecológicos terrestres de Costa Rica, definiendo un total de 33 unidades fitogeográficas para todo el país. De las cuales cuatro ocurren en el Área de Conservación Osa: Estribaciones occidentales de la cordillera de Talamanca, cimas de la península de Osa, laderas de Osa y filas costeña- cruces y cal, llanuras de la península de Osa.

El mismo proyecto identificó en el área catorce zonas como propuestas de conservación regional en respuesta a los vacíos en la conservación que encontraron en el área. Estas propuestas de conservación regional son: Fila Costeña, Fila de Cal, Isla Grande (Golfito), Isla Violín, Pavón, Refugio Golfito y alrededores, Reserva Indígena Abrojo Montezuma, Reserva Indígena de Conte Burica, Reserva Indígena Guaymie Altos de San Antonio, Manglares del Coto Colorado, Deltadel río Rincón, Fila Cruces, RF Golfo Dulce y Humedal Térraba-Sierpe.


3. Regiones Fitogeográficas

Zamora (2008) describe las 33 regiones fitogeográficas que ocurren en Costa Rica, regiones definidas en base a patrones florísticos combinados con factores abióticos. A continuación citamos la descripción correspondiente a las cuatro regiones que ocurren en el área de estudio:

● Estribaciones occidentales de la cordillera de Talamanca: Tierras de laderas bajas, con topografía plano-ondulada, entre 40 y 700 metros de altitud. Dada su proximidad con la costa alberga una vegetación con características húmedas, donde un porcentaje de las especies, en especial las arbóreas, son caducifolias. Esta región por su posición central en el litoral Pacífico, representa un punto donde se conjugan elementos florísticos de la vegetación caducifolia del Pacífico noroeste y vegetación de climas más húmedos del Pacífico suroeste.

● Cimas de la Península de Osa: Tierras elevadas de topografía quebrada, comprende las cimas de la península, arriba de los 500 m hasta los745m. Estas cimas presentar una condición climatológica especial, principalmente de niebla, que permite la formación de bosques nubosos a baja elevación; contienen un número considerable de elementos montanos que se entremezclan con los elementos propios de la zona núcleo, lo que crea una composición única dentro de esta unidad.

● Laderas de Osa y filas Costeña, Cruces y Cal: Tierras de laderas, con topografía ondulada a quebrada, con elevaciones de 40 a 500 metros. Incluye la vegetación al interior de la península, punta Burica y las filas Costeña sur, Cruces y Cal. Esta unidad está definida por el patrón de vegetación núcleo al interior de la península, cuyos elementos han tomado aparentemente tres rutas de distribución, norte hasta las filas citadas, latitudinalmente en sentido noroeste a través de la costa y latitudinalmente en sentido sur y suroeste. La incorporación de las filas indicadas exige una mayor evaluación.

● Llanuras de la península de Osa: Tierras bajas con topografía plana a ondulada, de 0-40 metros, mayormente de formación aluvional permanente o temporalmente inundadas; vegetación lacustre, palustre o con una estructura y composición a menudo dominada por unas pocas especies, en especial en el estrato arbóreo.


4. Propuestas de conservación regional (hábitats críticos)

SINAC y MINAE (2007) proponen 14 zonas como propuestas de conservación regional en ACOSA por ser consideradas como vacíos en el sistema de conservación que necesitan protegerse. Estas zonas han sido determinadas en base a su importancia y valor para la conservación, tomando en cuenta diferentes factores como extensión, presencia de especies endémicas y/o amenazadas de flora y fauna, presencia de grupos indígenas, entre otros. De acuerdo a la evaluación realizada durante el estudio se determinó que seis de las catorce propuestas de conservación regional, debido a sus características presentaban un valor de importancia alto para la conservación. Estas zonas son: Fila Costeña, Isla Grande, Refugio Golfito y alrededores, Manglares del Coto Colorado, RF Golfo Dulce y Humedal de Terraba Sierpe.

Respecto a las áreas pertenecientes al Estado identificadas como zonas críticas por la necesidad de conservarlas García (1996) indica sobre el humedal Terraba Sierpe que este es importante por la biodiversidad que alberga, porque permite conservar una gran extensión de manglar, y también porque la laguna de Sierpe cumple una importante función como base de la cadena alimenticia, especialmente durante la época seca. En cuanto al refugio Golfito y alrededores García (1996) indica que el área es una pieza clave para el manejo de la cuenca de Golfo Dulce.

Asimismo García (1996) también describe algunas zonas prioritarias para la conservación ubicadas en tierras privadas. Punta Burica es una de estas propuestas de conservación regional y su importancia radica en que se trata del único bosque tropical lluvioso de bajura en Costa Rica, además de la presencia de la reserva indígena de Conte-Burica. Por otro lado el autor indica que la propuesta de conservación regional Fila Cruces y Zapote es un área importante porque su protección implica la conservación de mantos acuíferos y además alberga un gran número de especies, siendo muchas de estas endémicas. En cuanto a Fila Costeña, el autor reconoce el área como un lugar estratégico como fuente de agua para las comunidades de la región y como hábitat de especies endémicas que no se encuentran dentro de alguna área silvestre protegida.


5. Descripción de los materiales de Referencia

Etiquetas utilizadas: 12.6.6. GRUAS II, 12.6.1. Ecomapas 
Número de documentos revisados: 4 


6. Referencias Bibliográficas

García R. (1996) Propuesta técnica de ordenamiento territorial con fines de conservación de biodiversidad: Proyecto GRUAS II.

Instituto Nacional de Biodiversidad INBio Costa Rica (2001) Ecomapas Resultados: El Área de Conservación Osa (ACOSA): 1–12

Sistema Nacional de Áreas de Conservación & Ministerio de Ambiente Energía y Telecomunicaciones (2007) GRUAS II: Propuesta de ordenamiento territorial para la conservación de la biodiversidad de Costa Rica. Volumen 1: Análisis de Vacíos en la Representatividad e Integridad de la Biodiversidad Terrestre.

Zamora N. (2008) Unidades fitogeográficas para la clasificación de ecosistemas terrestres en Costa Rica. Recursos Naturales y Ambiente: 14–20


7. Tablas


Tabla 1. Ecosistemas del Área de Conservación Osa - área absoluta (ha) y relativa (%) que ocupan. 






Tabla 2. Propuestas de Conservación Regional en ACOSA y su extensión.



8. Figuras


Figura 1. Ecosistemas en ACOSA.
Fuente: Instituto Nacional de Biodiversidad INBio Costa Rica (2001) Resultados: El Área de Conservación Osa (ACOSA). : 1–12


Figura 2. Propuestas regionales de conservación.