Fuente: www.amazonico.org


Evaluación espacial de los impactos de los escenarios futuros en las zonas de acción para conservación de los ecosistemas terrestres


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región. 


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


1. Resumen

Los hábitats naturales en la región de Osa y Golfito están siendo rápidamente convertidos a paisajes dominados por usos antropogenicos. Cuatro zonas de acción fueron definidas en base a la distribución espacial de las prioridades de conservación y de las amenazas a los ecosistemas terrestres en la región. Seguidamente se analizó lo que sucede en cada una de las cuatro zonas para cada uno de los tres escenarios futuros en el año 2030. Este análisis muestra que el escenario de crecimiento rápido resulta en in incremento de hasta el 9.3% en áreas convertidas, mientras que el escenario proactivo resulta en la reforestación en una zona de acción critica. Estos resultados ilustran las grandes diferencias obtenidas con diferentes políticas de desarrollo, tal como están presentadas en cada escenario futuro. Los ecosistemas terrestres en la región de Osa y Golfito necesitan de la formulación e implementación de planes de acción multidisciplinarios sostenibles.


2. Métodos

En este estudio se integran las zonas de acción para la conservación de los ecosistemas, con mapas de uso y cobertura del paisaje a futuro.

Las zonas de acción para la conservación fueron definidas en base a la distribución espacial de las prioridades de conservación y de las amenazas a los ecosistemas terrestres en la región, con el objetivo de identificar regiones prioritarias para la conservación. Para mayor información por favor ver Dirzo, Broadbent, Almeyda Zambrano et al. (2013a) disponible en el siguiente enlace http://goo.gl/ZZQPT. Un total de cuatro zonas únicas fueron definidas (Figura 1), derivadas mediante un proceso de mapeo participativo disponible en un mapa interactivo en el siguiente enlace http://www.arcgis.com/explorer/?open=2727e88c2b2e4adcb76dd2453c18b9cc.

Las cuatro zonas de acción son:
  • Zona 1 = alta prioridad para la conservación y alto nivel de amenazas; 
  • Zona 2 = alta prioridad para la conservación y bajo nivel de amenazas; 
  • Zona 3 = baja prioridad para la conservación y bajo nivel de amenazas; 
  • Zona 4 = baja prioridad para la conservación y alto nivel de amenazas. 
En el cálculo de la importancia de cada zona una baja prioridad para la conservación puede compensar altos valores de amenazas. Esta simple delineación hace posible la aplicación de un conjunto de medidas único relacionados a cada zona y permite la distribución eficiente de fondos para acciones de conservación. 

Mediante un proceso de simulación (www.geoadaptive.com) se generaron tres escenarios futuros para la región al año 2030
  • Escenario tendencial 
  • Escenario de crecimiento rápido 
  • Escenario proactivo 
Los Apéndices 1-4 presentan mapas de los resultados de estas simulaciones. Los códigos para los tipos de uso y cobertura de la tierra están descritos en la Tabla 1. Las principales diferencias entre los tres escenarios se pueden ver en la Tabla 2. Los escenarios están disponibles en un mapa interactivo en el siguiente enlace http://goo.gl/cQ7rp

Los aeropuertos fueron clasificados como áreas desarrolladas (código 3 de uso de la tierra). Se crearon distintos archivos shape para distinguir entre el aeropuerto regional y el aeropuerto internacional los cuales se usaron de acuerdo a lo indicado en la Tabla 2 para cada escenario.

El análisis espacial incluyo solo las áreas consideradas en el proceso de simulación (Apéndice 5), ya que en todos los escenarios se asume que el Parque Nacional Corcovado, el Parque Nacional Piedras Blancas y el área de manglares del Parque Nacional Terraba-Sierpe se mantendrían sin desarrollo dentro de sus límites.


3. Resultados

Para toda la región, las zonas 1-4 de acción para la conservación de los ecosistemas terrestres abarcaron 26332.29, 30157.02, 6113.79, y 207969.48 ha respectivamente para un total de 270573 ha. Para las áreas de la región incluidas en el proceso de simulación las zonas 1-4 de acción abarcaron 16701, 23366, 6049, y 148243 ha, respectivamente, para un total de 194736 ha (Tabla 3).

En todas la zonas de acción, en el escenario de crecimiento rápido se dio la conversión de las mayores extensiones de hábitat natural a paisajes antropogenicos (Tablas 3 y 4). Para las áreas de la región incluidas en el proceso de simulación el área de hábitats convertidos se incrementó un máximo de 5.7%, en el escenario de Crecimiento Rápido, de 40.3% a 46%. En la zona más crítica para conservación, la zona 1, el área convertida se incrementó de 23.6% a 29.9%, o aproximadamente 0.33% anualmente; en la zona 2 se incrementó de 26.8% a 36.1%; en la zona 3, se incrementó de 33% a 42%; y en la zona 4 se incrementó de 44.6% a 49.5% (Figura 2 y 3).


4. Sumario

El rápido incremento de las áreas de hábitat natural convertidas a paisajes antropogenicos en todas las zonas de acción bajo todos los escenarios destaca las amenazas a la conectividad e integridad de los ecosistemas terrestres de la región de Osa y Golfito. Casi la mitad de la zona 1 ocurre en el área del corredor entre Corcovado y Piedras Blancas, mientras que la otra mitad ocurre en el área de manglares del Humedal Terraba-Sierpe. Sin embargo este análisis solo incluye áreas donde se realizaron simulaciones y por tanto la zona 1 representa principalmente el corredor entre Corcovado y Piedras Blancas corredor de importancia crucial para la conectividad del hábitat de muchas especies de animales y de plantas.

La zona 2 también representa parte del corredor entre Corcovado y Piedras Blancas, específicamente la parte más próxima a Piedras Blancas y también incluye otro corredor que es clave para la conectividad de los ecosistemas terrestres de la región, el corredor que une Piedras Blancas y las montañas al noroeste desde donde existe conectividad con otras áreas naturales protegidas en Costa Rica y América Central. También se destacan en la zona 2 los bosques cerca a las áreas más extremas de la península de Osa y las áreas entre Carate y Agua Buena que son importantes para la reproducción de las tortugas, son hábitat importante para el Jaguar, pare especies endémicas de aves y para la migración de los chancos del monte.

Las zonas 1 y 2 son consideradas áreas de alta prioridad para la conservación y fueron separadas de acuerdo al nivel de amenaza, sin embrago este análisis revela que de acuerdo a los escenarios futuros grandes extensiones en ambas zonas son convertidas a usos antropogenicos a una taza anual de conversión de aproximadamente 1% en cada zona bajo el escenario de crecimiento rápido.

Las pronunciadas diferencias en los impactos que se dan en cada escenario para cada zona de acción destacan las oportunidades para la conservación de los hábitats críticos de la región. En la zona 1 el escenario de crecimiento rápido resulta en un incremento de 26.8% entre el 2011 y el 2030 en la conversión de hábitat, mientras que en el escenario proactivo resulta en un incremento de las áreas con cobertura boscosa de 0.8% entre el 2011 y el 2030. En la zona 2 el escenario de crecimiento rápido resulta en un incremento de 35% en las áreas convertidas entre 2011 y 2030, e incluso en el escenario proactivo se observa un incremento en áreas convertidas del 8.1% en el mismo periodo.


5. Agradecimientos

Agradecemos a los participantes en los ejercicios de mapeo.


6. Referencias

Dirzo RD, Broadbent EN, Almeyda Zambrano AM, Barquero LM, Almeyda Zambrano SL, Quispe Gil CA. (2013) 
Mapeo participativo de las áreas prioritarias para la conservación y de las amenazas para los ecosistemas terrestres. 
    INOGO reporte breve. http://goo.gl/F9Wn5


6. Tablas 

Por favor, haga clic en la tabla o figura para ver una versión en alta resolución.


Tabla 1. Tipos de uso y cobertura de la tierra modelados al año 2030. 


Tabla 2. Descripción de los criterios empleados para los tres escenarios desarrollados que se utilizarán para el diagnóstico de los ecosistemas terrestres. 


Tabla 3. Cobertura y uso de la tierra en el año 2011 y el año 2030 para los tres escenarios, para toda la región, y para cada zona de acción en hectáreas (A) y en porcentaje (B).


Tabla 4. Porcentaje de cada zona de acción para la conservación de los ecosistemas terrestres en hábitat natural o convertido a usos humanos en el año 2011 y para los tres escenarios futuros en el año 2030.


Tabla 5. Variación porcentual de la cubierta vegetal natural y convertida entre el año 2011, y para cada uno de los tres escenarios futuros, el año 2030 para toda la región y para cada zona de acción.



7. Figuras

Por favor, haga clic en la tabla o figura para ver una versión en alta resolución.

Figura 1. Zonas de acción para la conservación de los ecosistemas terrestres.



Figura 2. Porcentaje de cada zona importante ecosistema terrestre en el hábitat natural o convertido a usos humanos en el año 2011 y durante tres escenarios futuros del año 2030.



Figura 3. Variación porcentual de la cubierta vegetal natural y convertida entre los años 2011 y 2030 para toda la región de estudio simulado y para cada zona de importancia.


8. Apéndices 

Por favor, haga clic en la tabla o figura para ver una versión en alta resolución.

Apéndice 1. Cubertura del terreno en el año 2011 (usos existentes).


Apéndice 2. Cubertura del terreno en el año 2030 con el escenario de “Tendencia Actual”.


Apéndice 3. Cubertura del terreno en el año 2030 con el escenario de “Crecimiento Rápido”.


Apéndice 4. Cubertura del terreno en el año 2030 con el escenario “Proactivo”.


Apéndice 5. Áreas sin cambios (e.g., no incluido en la simulación) en los escenarios.