Fuente: © http://ecosistemasdecostarica.blogspot.com 


Mono colorado / Mono araña 


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región. 


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


1. Resumen

Nombre común: Mono colorado
Nombre científico: Ateles geoffroyi ornatus 
Estado de conservación 
● CITES: Incluida en el Apéndice II 
● UICN: Amenazada, En Peligro 
● Ley de Conservación y de Vida Silvestre de Costa Rica: En Peligro de Extinción 
Protección en Costa Rica: Protegida por la Ley de Conservación y de Vida Silvestre No. 7.317 
Principales amenazas en la Osa y Golfito: pérdida de hábitat, cacería para comercio como carne y como mascota, degradación del hábitat. 
Acciones recomendadas en la Osa y Golfito: Se recomienda realizar mayor investigación y la creación de corredores biológicos. 


2. Introducción

Los monos del genero Ateles también son conocidos como monos araña debido a que sus largas extremidades (incluyendo su cola prensil) hacen que luzca como un arácnido (Bahaa-el-din 2008). El mono colorado (Ateles geoffroyi) es de tamaño grande (5-9 kg), pelaje rojizo oscuro con la punta de la cola, las patas y la frente negras (Wong et al. 1999). ocurre principalmente en América Central desde el Sur de México hasta Panamá y potencialmente hasta Colombia. En Costa Rica se distribuye en ambas vertientes desde el nivel del mar hasta los 1800 metros sobre el nivel de mar (Wong et al. 1999). El mono colorado habita los bosques húmedos, bosques secos y bosques riparios (Elizondo 1999) y muestra preferencia por bosques primarios, donde pasan la mayor parte del tiempo en el estrato arbóreo alto (Bahaa-el-din 2008). La subespecie que ocurre en el área de estudio es Ateles geoffroyi ornatus.

El mono colorado es considerado una especie indicadora dada su marcada preferencia por bosques primarios no alterados (Mittermier et al. 1989), su amplio ámbito de acción (Wallace 2008) y su alta sensibilidad a la cacería (Chapman y Chapman 1990). Por lo tanto son buenos indicadores de las características del bosque y del estadio en que este se encuentra. Chapman et al. (1989) indican que pueden existir poblaciones de mono colorado en bosques secundarios siempre y cuando estén protegidos de la caza, y siempre que tengan acceso grandes extensiones de bosque y/o exista conectividad entre parches de bosque. El ámbito de acción del mono colorado varía desde 95ha, en México, hasta 962 ha en Panamá; en Santa Rosa Costa Rica se este ámbito es de 158-170ha (Wallace 2008).

Estudios realizados en monos clorados, en cautiverio y en estado silvestre, indican que estos alcanzan la madurez sexual a los 7- 8 años de edad, tienen una cría cada 32-36 meses (Chapman y Chapman 1990) y el periodo de gestación dura siete meses aproximadamente (Eisenberg 1973). En relación a otras especies neotropicales esta especie tiene una tasa reproductiva baja (Chapman et al. 1989) dado que alcanzan la madurez sexual a una edad avanzada y que el periodo entre nacimiento y nacimiento es mayor al esperado de acuerdo al tamaño corporal, es probable que la recuperación de poblaciones sea muy lenta luego de haber sufrido alteraciones (Chapman y Chapman 1990).

El mono colorado tiene un rol importante en la dispersión de semillas en los bosques que ocupa. Weghorst (2007) indica que el mono colorado ayudaría en la sucesión del bosque gracias a su habilidad de dispersar semillas lejos del árbol, el mono colorado viaja en promedio 2100m diarios (Wallace 2008). Las semillas del género Ficus que pasan por el tracto digestivo de A. geoffroyi presentan una mayor tasa de germinación (Hladik y Hladik 1969), similares resultados fueron encontrados en otras 5 especies consumidas por el mono colorado (Chaves et al. 2010).

En el Parque Nacional Corcovado (PNC) los monos colorados suelen andar en grupos de 20 a 40 individuos que se separan en grupos más pequeños de 3-8 durante el día para comer y se reúnen nuevamente en las noches para dormir (Wong et al. 1999). La alimentación del mono colorado se da en las partes más altas de los arboles más grandes del bosque y se basa principalmente en frutas (77% de su dieta) también consume hojas, semillas y néctar (Di Fiore et al. 2008). Se le ha observado alimentándose de frutos de “tucuico” (Ardisia revoluta), “indio desnudo” (Bursera simaruba), “palo María” (Casearia arguta), “guarumo” (Cecropia peltata), “papaturro” (Cocoloba venosa), “iguano” (Dipterodendron costaricensis), “guatil” (Genipa americana), “murta” (Hirtella racemosa), “níspero” (Manilkara chicle), “capulín” (Muntigia calabura), “canelillo” (Ocotea veraguensis), “jorco” (Rheedia edulis), “jobo” (Spondias sp.), Vismia baccifera (Elizondo 1999).


3. Estado de Conservación

Se estima que en los últimos 45 años la población del mono colorado ha disminuido en un 50% debido a la perdida de hábitat en todo su rango, por tanto se le considera una especie amenazada a nivel internacional (Cuaron et al. 2012). En Costa Rica el mono colorado se encuentra En Peligro de Extinción a pesar de estar protegido por la Ley de Conservación y de Vida Silvestre No. 7.317.

Dentro del área de estudio se ha registrado la ocurrencia del mono colorado en el PNC (Carillo et al. 2000), en los Refugios de Vida Silvestre Preciosa-Platanares (Hidalgo y Cruz 2008), Pejeperro (Hidalgo et al. 2008), Playa Carate (Hidalgo et al. 2005), en el corredor biológico Camino de la Danta (Paedondo 2007), y en la Reserva Forestal Golfo Dulce (RFGF) (Carrillo 2000)

En el sector de la Estación Biológica La Sirena del PNC se encuentra la población con mayor densidad de monos colorados (Ateles geoffroyi ornatus) registrada para el género 68.5/km2 (Weghorst 2007). Sin embargo, Bahaa-el-din (2008) la reportó como la especie menos abundante en Carate, una zona no protegida en la Osa. Para otras áreas en Centro América se reportan densidades que varían entre 27.1 y 56.4 / km2 (Weghorst 2007). En 1990 se reporta que la población de monos colorados en el PNC era significativamente mayor que en la Reserva Forestal Golfo Dulce (RFGF) y esta diferencia poblacional se atribuye a mayor control de la cacería en el PNC (Carrillo et al. 2000).


4. Principales amenazas

En todo su rango de distribución la principal amenaza que enfrentan los monos colorados es la pérdida de hábitat y en segundo lugar la cacería para vender su carne o para venderlos como mascotas (Cuarón et al. 2008). Asimismo Wong et al. (1999) indican que en el PNC las principales amenazas que enfrenta la especie son la pérdida de hábitat y a la cacería.

Los monos del genero Ateles son muy vulnerables a la degradación de su hábitat, no sobreviven en pequeños fragmentos de bosque y sus densidad poblacional se ve reducida con eventos de extracción de madera y otros disturbios a su hábitat (Ramos-Fernandez et al. 2008). En EMxico se ha observado que los monos colorados pasan más tiempo alimentándose y menos tiempo desplazándose cuando su hábitat está fragmentado (Chaves et al. 2011). Otras amenazas para el mono colorado son su bajo éxito reproductivo (Chapman y Chapman 1990), su alta mortalidad infantil (Chapman et al. 1989), y su ámbito de acción que requiere grandes extensiones de hábitat (Dew 2008).


5. Recomendaciones y acciones

Proteger el hábitat, pues requiere territorios de gran extensión:
  • Evitar la deforestación, 
  • Establecer conectividad entre áreas hábitat 
Erradicar la cacería: 
  • · Hacer cumplir las normas existentes 
Generar mayor conocimiento sobre la ecología, la genética, y salud: 
  • Realizar estudios taxonómicos, censos, y monitoreos para determinar información de población (Matamoros 1997) 
  • Realizar investigaciones sobre manejo de hábitat para proteger el área ocupada por la especie (Matamoros 1997) 
  • Realizar estudios de historia de vida, salud, y nutrición y tráfico (Matamoros 1997) 


6. Descripción de los materiales de referencia

  • Etiquetas utilizadas: 5.3.6. Monos 
  • Número de documentos (no todos utilizados en este reporte): 71 


7. Referencias bibliográficas 

Bahaa-el-din L. (2008) Monkey census in pejeperrito watershed, Osa Peninsula, Costa Rica. Friends of the Osa.

Carrillo E, Wong G, Cuaron A, Cuarón AD (2000) Monitoring mammal populations in Costa Rican Protected Areas under different hunting restrictions. Conservation Biology 14: 1580–1591.

Cuarón AD, Morales A, Shedden A, Rodríguez-Luna E, De Grammont PC, Cortés-Ortiz L (2008) Ateles geoffroyi. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2011.2.

Chapman C, Chapman L, Glander K (1989) Primate populations in Northwestern Costa Rica: Potential for Recovery. Primate Conservation 10: 37–44.

Chapman CA, Chapman LJ (1990) Reproductive biology of captive and free-ranging spider monkeys. Zoo Biology 9: 1–9.

Chaves ÓM, Stoner KE, Arroyo-Rodríguez V, Estrada A (2010) Effectiveness of Spider Monkeys (Ateles geoffroyi vellerosus) as Seed Dispersers in Continuous and Fragmented Rain Forests in Southern Mexico. International Journal of Primatology 32: 177–192.

Chaves ÓM, Stoner KE, Arroyo-Rodríguez V (2011) Seasonal Differences in Activity Patterns of Geoffroyi´s Spider Monkeys (Ateles geoffroyi) Living in Continuous and Fragmented Forests in Southern Mexico. International Journal of Primatology 32: 960–973.

Dew LJ (2008) Spider monkeys as seed dispersers. In: The Biology, Behavior and Ecology of the Genus Ateles, ed. C. J. Campbell, pp. 155–182. Cambridge: Cambridge University Press.

Eisenberg JF (1973) Reproduction in Two Species of Spider Monkeys , Ateles fusciceps and Ateles geoffroyi. Journal of Mammalogy 54: 955–957

Elizondo L (1999) Ateles geoffroyi. INBio Instituto Nacional de la Biodiversidad 1820: 11 Documento web URL http://darnis.inbio.ac.cr/ubis/FMPro?-DB=ubipub.fp3&-lay=WebAll&-error=norec.html&-Format=detail_print.html&-Op=eq&id=1614&-Find

Fiore AD, Link A, Dew J (2008) Diets of wild spider monkeys. In: Spider monkeys: Behavior, ecology and evolution of the Genus Ateles, ed. C. J. Campbell, pp. 81–137. Cambridge: Cambridge University Press.

Hladik A, Hladik CM (1968) Rapports trophiques entre vegetation et primates dans la foret de Barro-Colorado (Panama). Terre Vie 1: 25–117

Hidalgo Chevarría M, Cruz I (2008) Plan de Manejo Refugio Nacional de Vida Silvestre Preciosa - Platanares.

Hidalgo-Chaverri M, Cruz I, Fallas E (2008) Plan de Manejo Refugio Nacional de Vida Silvestre Pejeperro Categoría Mixto.

Hidalgo-Chaverri M, Cruz I, Ballestero M, Wehrmeister M (2005) Plan de Manejo Refugio Mixto de Vida Silvestre Saimiri Playa Carate, Península de Osa.

Matamoros Y (1997) Conservación asesoramiento y manejo planificado para los primates mesoamericanos. San Jose, Costa Rica.

Mittermeier R, Kinzey W, Mast R (1989) Neotropical primate conservation. Journal of Human Evolution 18: 597–610.

Ramos-Fernandez G, Wallace RB (2010) Spider monkey conservation in the twenty-first century: recognizing risks and opportunities. In: The Biology, Behavior and Ecology of the Genus Ateles, pp. 48–1788.

Wallace R (2008) Factors influencing spider monkey habitat use and ranging patterns. In: The Biology, Behavior and Ecology of the Genus Ateles, ed. C. J. Campbell, pp. 138–154. Cambridge: Cambridge University Press.

Weghorst J (2007) High population density of black-handed spider monkeys (Ateles geoffroyi) in Costa Rican lowland wet forest. Journal of Primatology 48: 108–16.

Wong G, Sáenz JC, Carrillo E, Suárez CA, Tucker J, Feeny C (1999) Mamíferos del Parque Nacional Corcovado Costa Rica. Primera Ed. ed. D. Ávila S. Costa Rica: Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).


8. Figuras


Figura 1. Distribución global de Ateles geoffroyi

Fuente: Cuarón et al. 2008.


 

Figura 2. Distribución de Ateles geoffroyi en las áreas silvestres protegidas de Costa Rica, según base de datos de Conservación The Nature Conservancy.

Fuente: Elizondo L (1999)