Fuente: Colin Kortman (INOGO)


Lapas


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región.


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


Lapas


Reporte Breve


1. Resumen

Nombre común: Lapa roja
Nombre científico: Ara Macao 
Estatus de conservación: 
● IUCN: Preocupación menor - LC 
● Ley de Conservación de la Vida Silvestre: En peligro de extinción (decreto ejecutivo N° 32633) 
● CITES: Apéndice I 
Principales amenazas: caza de pichones (Vaughan 2012) 
Acciones recomendadas: educación ambiental a nivel local, protección de pichones en sus nidos, aumentar fuentes de alimentación y sitios de anidamiento de las lapas, investigar y monitorear poblaciones constantemente (Vaughan 2012). 


2. Introducción

En Costa Rica se presentan dos especies de lapas, lapa verde (Ara ambiguus) y lapa roja (Ara macao). Solo la lapa roja existe en el área de Osa y Golfito. La lapa roja ocurre desde el Sur de México hasta el sur de Bolivia pasando por América Central, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Trinidad y Tobago, Perú, Suriname y Venezuela (Vaughan 2011, BirdLife International 2012). En Costa Rica se distribuye a lo largo de la costa Pacífica, en toda la Península de Osa (Dear et al. 2010) y Atlántica desde los 0 a los 1500 msnm, en bosques primarios, bosques secos de baja altitud y ocasionalmente se le observa alimentándose de árboles frutales ubicados en pastizales limitantes con el bosque (Vaughan 2011). Se conoce que Ara macao está presente en los Refugios Mixtos de Vida Silvestre Saimiri (Hidalgo et al 2005), Pejeperro (Hidalgo et al 2008) y Preciosa-Platanares (Hidalgo y Cruz 2008) (ver figura 2). La población más grande de lapas rojas ocurre en la Osa (Toft & Larsen 2009). 

Las lapas rojas se alimentan de las semillas y frutos de al menos 59 especies de plantas, siendo algunas de estas especies exóticas como el almendro de playa (Terminalia catappa), la teca (Tectona grandis) y la melina (Gmelina arborea) (Dear et al. 2010). Al alimentarse de semillas de almendro de playa (Terminalia catappa), las lapas rojas dejan caer los frutos, que posteriormente sirven de alimento a otras especies terrestres, como cangrejos (Laidre 2012).

De acuerdo con Dear et al. (2010) Las lapas anidan desde diciembre hasta mayo en cavidades naturales en árboles, emplean como mínimo un total de 28 especies arbóreas para colocar sus nidos siendo las principales especies la ceiba (Ceiba pentandra), el ajo (Caryocar costarricense), el gallinazo (Schizolobium parahybum), el espavel (Anacardium excelsum), y el zapatero (Hyeronima alchorneoides). Los árboles pertenecientes a la especie Dipteryx panamensis también son empleados por las lapas como sitio de anidamiento (Redondo y Montagnini 2006). Brightsmith (2005) indica que estos sitios de anidamiento en los árboles son reusados por las lapas durante décadas o inclusive siglos en los árboles de Dipteryx micrantha.


3. Estatus

Originalmente las lapas rojas ocupaban 85% (aproximadamente 42,500 km2) del territorio de Costa Rica (Vaughan 2011), distribuyendose en ambas vertientes (Caribe y Pacífico) hasta los 1500 metros de altitud. Actualmente solo existen dos poblaciones viables de lapas rojas, ambas en la costa pacífica (Stiles y Skutch 1989). Dear et al. 2010 indican que las lapas rojas eran abundantes en el Área de Conservación ACOSA hasta antes de que llegaran las compañías bananeras durante los 1940s. Investigaciones realizadas entre 1990 y 1994 demostraron que la población de lapas estaba disminuyendo, principalmente debido a la caza de pichones (Vaughan 2012) y al comercio como mascota (Dear et al. 2010). Sierra et al (2006) indica que actualmente la población más grande de lapas rojas se encuentra en el Parque Nacional de Corcovado.

Se estima que existe una población de 800-1200 individuos de lapa roja en la Península de Osa hasta la playa Piñuelas, encontrándose la mayor densidad en las playas de Carate y Piro (Dear et al. 2010). Una población de 15 individuos en el Parque Nacional Palo Verde, y 327 individuos en la región del Pacífico Central (Vaughan et al. 2005). Los pobladores del Área de Conservación de OSA, indican que han observado un aumento en la población de lapas rojas (Dear et al. 2010).


4. Principales Amenazas

Vaughan et al. (2005) determinaron que las poblaciones de lapa roja en la región del Pacífico Central mostraron un decrecimiento poblacional anual del 6% siendo la principal causa de este decrecimiento la caza de pichones. En la Península de Osa eran extraídos por lo menos 50 pichones anualmente transportados en barriles contenedores de miel. El precio por pichón en esa época variaba de 20 hasta 1500 dólares americanos (Dear et al. 2010). De acuerdo a entrevistas realizadas en ACOSA en el 2010 la extracción de pichones había reducido a 25 por año (Dear et al. 2010). En Costa Rica Dear et al. (2010) indica que las zonas donde ocurre mayor extracción son: Río Oro, Río Nuevo, Puerto Jiménez y Cañaza.

Uno de los principales incentivos para disminuir la caza de lapas es demostrar a la comunidad de que una lapa vista por un turista vale mucho más dinero que una lapa como alimentación o decoración (Stronza y Durham 2008). Una lapa en el bosque genera anualmente de 750 a 4700 dólares americanos en ingresos por turismo (Munn 1991). Sin embargo Stronza (2010) indica que si bien a veces usar el enfoque económico puede ser positivo, también puede ser contraproducente como en el caso de la comunidad de Inferno en Perú donde muchos miembros de la comunidad extraen los árboles de Dipteryx sp (shihuahuaco) a pesar de que conocen y entienden que la disminución de estos árboles afectará la disponibilidad de lapas para actividades de ecoturismo (estos árboles constituyen el principal sitio de anidamiento) ya que el beneficio económico obtenido individualmente por el árbol es mayor al beneficio económico obtenido por actividades comunales de ecoturismo.

Vaughan (2011) indica que para mantener una población viable de lapas (500 individuos) se requiere por lo menos un área de bosque primario de 6250 km2. Sin embargo no existe en Costa Rica un área boscosa protegida o parche de bosque de esa extensión.


5. Acciones y recomendaciones

En la península de Osa, en 1996, se iniciaron esfuerzos de conservación intensivos como la protección de nidos, instalación de nidos artificiales, educación ambiental con comunidades locales, y la creación de una ONG local de las lapas y otros loros en el área. Estos esfuerzos resultaron en un incremento de la población de lapas rojas (Vaughan et al. 2005).

Adicionalmente la Fundación Pro-Forest esta reforesta la las partes bajas de la cuenca del río San Juan con especies nativas de bosque seco tropical, conocidas por ser fuente de alimento de lapas (Horstman 2012 citado por Birdlife 2012).

En Golfito y Pavones existen tres programas de liberación de lapa roja, estos son: Osa Wildlife Sanctuary (Caña Blanca), Zoo Ave (Alajuela) y Amigos de las Aves (Alajuela). Las liberaciones son realizadas en Caña Blanca, Playa San Josecito en Golfito y Punta Banco (Dear et al. 2010). Estos programas de reintroducción/liberación de lapas, podrían ser beneficiosos como perjudiciales, ya que las aves liberadas podrían incrementar el riesgo de contagio de enfermedades en las poblaciones silvestres, además aquellas aves que antes de ser liberadas han estado acostumbradas al contacto con humanos, podrían introducir cambios en el comportamiento de poblaciones silvestres, induciéndolas a permitir un mayor acercamiento a las personas facilitando que sean cazados. (Dear et al. 2010)

Erradicar la cacería de las lapas:
· Hacer cumplir las normas existentes mediante patrullaje 
· Mantener una base de datos de los casos denunciados, y estudiar factores socioeconómicos (Dear et al. 2010). 

Implementar estrategias para su conservación:
· Proveer lugar seguro para anidamiento, mediante la instalación y mantenimiento de cajas para anidamiento de lapa roja (Rothman y Lebin 2010). 
· Proveer lugares seguros para alimentación, mediante instalación de comederos y señalización en Puerto Jiménez para crear conciencia ambiental (Rothman y Lebin 2010). 
· Realizar primero ensayos con diferentes tipos y tamaños de cajas antes de usar este método como estrategia de conservación, ya que en Argentina, las lapas no ocuparon las cajas a pesar de ser de las mismas dimensiones que los sitios de anidación originales (Cockle 2010). 
· Establecer una moratoria en la tala de D. panamensis, principal fuente de alimentación de lapas (Powell et al. 1995, Snyder et al. 2000 citados por BirdLife 2012). 

Generar mayor conocimiento sobre su ecología y genética:
· Realizar mayor investigación en los temas de dinámicas poblacionales (monitorear tamaño de las poblaciones y su fluctuación) (Dear et al. 2010)., 
· Realizar mayor investigación sobre el hábitat (con la finalidad de entender los factores que limitan su distribución) (Dear et al. 2010). 
· Realizar mayor investigación sobre la genética poblacional (Dear et al. 2010). 


6. Description of reference materials

· Etiquetas utilizadas: 1.11. Ley, 5.3.5. Lapas,
· Número total de documentos: 77 


7. Referencias bibliográficas

BirdLife International (2012) Ara macao. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2012.2: 3 Documento web URL http://www.iucnredlist.org/details/106001551/0

Brightsmith D.J. (2005) Parrot nesting in Southeastern Peru: seasonal patterns and keystone trees. Wilson Bulletin 117: 296–305

Cockle, K., 2010. Nesting ecology and community structure of cavity-nesting birds in the Neotropical Atlantic forest. The University of British Columbia.

Dear F., Vaughan C. & Polanco A.M. (2010) Current status and conservation of the Scarlet Macaw (Ara macao) in the Osa Conservation Area ( ACOSA ), Costa Rica. Research Journal of the Costa Rican Distance Education University 2: 7–21

Hidalgo Chaverri M., Cruz I., Ballestero M. & Wehrmeister M. (2005) Plan de Manejo Refugio Mixto de Vida Silvestre Saimiri Playa Carate, Península de Osa.

Hidalgo M., Cruz I. y Fallas E. (2008) Plan de Manejo Refugio Nacional de Vida Silvestre Pejeperro Categoría Mixto.

Hidalgo Chevarria M. y Cruz I. (2008) Plan de Manejo Refugio Nacional de Vida Silvestre Preciosa - Platanares.

Laidre M.E. (2012) Foraging across ecosystems: diet diversity and social foraging spanning aquatic and terrestrial ecosystems by an invertebrate. Marine Ecology: 1–10

Toft R. y Larsen T. (2009) Osa: where the rainforest meets the sea. China: Zona Torpical.

Munn C. (1991) Tropical canopy netting and shorting lines over tall tres. Journal of Filed Ornitology 62:454–463.

Presidente de la República y Ministro del Ambiente y Energía (2005) Reglamento a la Ley de Conservación de la Vida Silvestre N० 32633. Costa Rica.

Redondo-Brenes A. & Montagnini F. (2006) Growth, productivity, aboveground biomass, and carbon sequestration of pure and mixed native tree plantations in the Caribbean lowlands of Costa Rica. Forest Ecology and Management 232: 168–178 

Rothman A. & Lebbin D. (2010) Bird conservation strategy for the Osa Peninsula, Costa Rica.

Sierra C., Castillo E. & Arguedas S. (2006) Documento de Trabajo para el Plan de Manejo de la Reserva Forestal Golfo Dulce: Diagnósticos biofísico, social, económico, productivo y análisis institucional. ACOSA, The Nature Conservancy, UCI, ELAP

Stiles F.G., y Skutch A.F. (1989) Birds of Costa Rica. Cornell University. New York.

Stronza A. y Durham W.H. (2008) Ecotourism and Conservation in the Americas. CABI Publishing.

Stronza A.L. (2010) Commons management and ecotourism: ethnographic evidence from the Amazon. International Journal of the Commons 4: 56–77

Vaughan C. (2011) Change in dense forest habitat for endangered wildlife species in Costa Rica from 1940 to 1977. Research Journal of the Costa Rican Distance Education University 3: 99–161

Vaughan C. (2012) Evolution of a community-based, Scarlet Macaw conservation organization. Research Journal of the Costa Rican Distance Education University 4: 71–84

Vaughan C., Nemeth N.M., Cary J. & Temple S. (2005) Response of a Scarlet Macaw Ara macao population to conservation practices in Costa Rica. Bird Conservation International 15: 119–130


7. Tables

Tabla 1: Tiempo (años) de desaparición y recolonización de lapas rojas en ACOSA.



Tabla 2a: Especies usadas como alimento por la lapa roja. Fuente: Dear et al. (2010) 



Tabla 2b: Especies usadas como alimento por la lapa roja (continuación). Fuente: Dear et al. (2010) 



Tabla 3: Detalle de las liberaciones de lapa roja en ACOSA. Fuente: Dear et al. 2010. modificado



8. Figuras


Figura 1: Lapa roja (Ara macao) fotografiada en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Pejeperro. Fuente: Hidalgo et al (2008).



Figura 2: Rango de distribución de Ara macao (lapa roja).
Fuente: IUCN (2012)




Figura 3: Rango de distribución y frecuencia (promedio de observaciones en un día en cada área) de lapa roja. Fuente: Dear et al (2010). 





Figura 4: Potenciales sitios de conteo de lapas y direcciones matutinas de vuelo en ACOSA. Fuente: Dear et al. 2010.




Figura 5: Áreas identificadas como zonas con alto nivel de captura de lapa roja.




Figura 6: Rango de distribución de Ara ambiguus (lapa verde).
Fuente: IUCN (2012) http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=106001551