Fuente: www.mammalwatching.com/Neotropical/neotropiccostarica.html


Chancho de Monte (white-lipped peccary)


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región.


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


1. Resumen

Nombre Común: Chancho de monte
Nombre científico: Tayassu pecari 
Estado de conservación: 
● CITES: Incluida en el apéndice II 
● UICN: Casi amenazado (NT) 
● Ley de Conservación de la Vida Silvestre Costa Rica: En peligro de extinción 
Protección en Costa Rica: Protegida por la Ley de Conservación y de Vida Silvestre No. 7.317 
Principales amenazas en la península de la Osa y Golfito: Cacería 
Acciones recomendadas en la península de la Osa y Golfito: Implementar sistemas para controlar la caza ilegal integrando en la solución a las poblaciones locales. 


2. Introducción

El chancho de monte Tayassu pecari es un animal de tamaño mediano que puede pesar de 27 hasta 45 kg. Su pelaje es de color café negruzco, y presentan una mancha blanca a lo largo de su mandíbula inferior (Wong et al. 1999). Los chanchos del monte están distribuidos desde el Sureste de México hasta el Sur de Brasil pasando por todo Centro América y el Norte y Centro de América del Sur (Reyna-Hurtado et al. 2008). En la Península de Yucatán la especie presenta preferencia por las pequeñas lagunas, bosques semicaducifolios y bosques inundables (Reyna et al. 2009).

En Costa Rica se le encuentra en las vertientes Pacífico en Caribe desde el nivel del mar hasta los 1500 metros de altitud y habitan los bosques húmedos y los bosques secos (Wong et al. 1999). Los chanchos de monte juegan un papel importante en la ecología del bosque como dispersores de semillas (Beck 2006) y como fuente de alimento, pues son cazados por los pumas (Wong et al. 1999) y constituyen el 88% de la dieta del jaguar en el Parque Nacional de Corcovado (Sáenz y Carrillo 2002).

Los chanchos de monte son animales diurnos y gregarios, en la Península de Osa el tamaño de las manadas puede variar desde 16 hasta 105 individuos (Saenz y Carrillo 2002). Los chanchos de monte son migratorios sin embargo la población existente en la Península de Osa, pasa la mayor parte del año dentro del Parque Nacional de Corcovado. Se desplazan hacia el Norte y Sureste de la Península al final de la época de lluvias cuando los frutos son escasos dentro del Parque y es durante este desplazamiento que son cazados (Altrichter y Almeida 2002).

Las densidades poblacionales de la especie varían a lo largo de toda su distribución, en bosques fragmentados del Sur de Brasil se reportan densidades de 4.5 a 9.3 individuos/km2 (Keuroghlian et al. 2004) y de 3.9 a 10.2 individuos/km2 (Cullen 1997). En el Gran Chaco Argentino Altrichter (2005) reporta una densidad de 0.33 individuos/km2 en sitios bajo presión de cacería y de 1.04 individuos/km2 en sitios libres de cacería. En México Reyna (2007) encontró densidades de 0.43 individuos/km2 en bosques estacionalmente secos. Se presume que las poblaciones que habitan en Mesoamérica y la vertiente Atlántica, son muy pequeñas para tener un efecto significativo en la situación de la especie a nivel global (Reyna et al. 2008). Los chanchos de monte son animales que usan un amplio rango y requieren áreas grandes y contiguas para su supervivencia (Reyna et al. 2008). El tamaño del área de acción de la especie en la Península de Osa varía desde 25,2 a 34,7 km2 (Sáenz y Carrillo 2002).

Respecto a la reproducción de la especie, se sabe que en el Parque Nacional de Corcovado las hembras paren dos crías por vez y que el periodo de gestación dura aproximadamente cinco meses (Wong et al. 1999). Muestran cierta estacionalidad en su comportamiento reproductivo dándose la mayor cantidad de apareamientos en los meses de febrero y julio, la mayor cantidad de nacimientos y crías en lactancia ocurre durante julio y agosto (Altrichter et al. 2001). 

De forma general en el Neotrópico los frutos de palmas también son elementos importantes en la dieta de los chanchos de monte por lo tanto la distribución espacio-temporal y la demografía de las palmas depende en gran medida de los chanchos de monte, ya que dispersan las semillas, y también depredan plántulas controlando las poblaciones y la composición y diversidad del ecosistema (Beck 2006). Asimismo Queenborough et al. (2012) indica que los chanchos de monte también causan impactos en las comunidades de plantas alrededor de las palmas, ya que al alimentarse de las palmas causan la muerte de plántulas de otras especies. Por lo tanto los chanchos de monte tienen un importante rol en la ecología de los bosques ya que al depredar especies vegetales actúan como especie controladora, contribuyendo a mantener la diversidad en el bosque y además son importantes dispersores de semillas ya que viajan largas distancias (Sáenz y Carrillo 2002).

En el Parque Nacional de Corcovado los chanchos de monte se alimentan en un 0,4% de invertebrados, 0,5% de material desconocido, 37,5% de partes vegetativas y 61,6% de frutos, siendo un total de 57 especies de plantas gran parte de las cuales pertenece a la familia Moraceae (Altrichter et al. 2000). Wong et al. (1999) indican que en el Parque Nacional de Corcovado los chanchos del monte se alimentan principalmente de frutos, palmas, raíces, hojas, huevos de aves, invertebrados y nueces. Entre las principales especies de flora que conforman su dieta se encuentran Heliconia ssp. (platanilla), Spondias spp. (jobo), Licania operculipetala (camarón), Ficus spp., Brsimum spp. (ojoche), Inga spp. (guaba), Anacardium excelsum (espavel), Astrocaryum spp. (coquito) y muchas especies de la familia Araceae (Sáenz y Carrillo 2002).

Los chanchos de monte son especies indicadoras pues los principales frutos de su dieta son especies típicas del bosque primario como por ejemplo el espavel, el camarón, el ojoche y el garrocho (Sáenz y Carrillo 2022, Altrichter et al. 2001). Por lo tanto la desaparición de alguna de estas especies afectaría grandemente las poblaciones.


3. Estado de Conservación

La especie se encuentra catalogada como especie en peligro de extinción, de acuerdo con la Ley de Conservación y de Vida Silvestre No. 7.317. Dentro de la Península de Osa Se sabe que ocurren en el Parque Nacional de Corcovado y se espera que ocurra en los Refugio Nacionales de Vida Silvestre Pejeperro (Hidalgo et al. 2008), Preciosa-Platanares (Hidalgo y Cruz 2008). Reyna et al (2009) indica que las poblaciones de T. pecari en Mesoamérica han disminuido a una tasa alarmante en los últimos 50 años. Wong et al. (1999) estima que la población más grande de chanchos de monte de Costa Rica, se encuentra en el Parque Nacional de Corcovado.


4. Principales Amenazas

La mayor amenaza a la población de chanchos de monte en la Península de Osa es la cacería ilegal (Sáenz y Carrillo 2002, Wong et al. 1999), Las poblaciones de esta especie se ven rápidamente afectadas por los efectos de la cacería, reduciendo significativamente su densidad poblacional en áreas donde se practica la caza dentro y fuera del Parque Nacional de Corcovado (Sáenz y Carrillo 2002). Los chanchos de monte no constituyen un componente importante ni en la dieta ni en la economía de los pobladores locales, por tanto uso sostenible no es necesario ni realista (Altrichter y Almeida 2002)


5. Acciones y recomendaciones

En mayo del 2008 el Parque Nacional de Corcovado en colaboración con The Nature Conservancy y The Moore Foundation empleo guardaparques para resguardaron la manada de chanchos del monte en su habitual recorrido migratorio evitando que lo pobladores los cazen. Los chanchos al no sentirse amenazados permanecieron ocho meses en el poblado Rancho Quemado, ocasionando destrozos, consumiendo los cultivos, e invadiendo las calles y hogares, lo que agravó la percepción negativa que tienen los pobladores locales del el parque (Altrichter y Almeida 2009).

Erradicar la cacería del chancho de monte:

· Implementar sistemas efectivos para controlar la cacería ilegal especialmente de octubre a enero cuando las manadas abandonan el Parque Nacional de Corcovado en busca de alimento (Altrichter y Almeida 2002).
· Probablemente la cacería seguirá ocurriendo dados los procesos estocásticos poblacionales y el crecimiento poblacional que se observan (Fuller et al. 2002) 

Proteger el hábitat del chancho de monte, pues requiere territorios de gran extensión:

· Expandir las áreas protegidas o reforzar el monitoreo y administración de aquellas áreas donde ocurren los chanchos de monte para asegurar la supervivencia de la especie en Costa Rica (Fuller et al. 2002). 
· Altrichter y Almeida (2009) recomiendan que los esfuerzos de conservación sean integrativos y participativos tomando en cuenta las necesidades de los pobladores locales. 


6. Descripción de los materiales de referencia

● Etiquetas utilizadas: 1.11. Ley, 5.3.2 Chanchos del monte
● Número total de documentos (no todos tienen que ser utilizados): 12 


7. Referencias bibliográficas


Altrichter M. (2005) The sustainability of subsistence hunting of peccaries in the Argentine Chaco. Biological Conservation 126: 351–362

Altrichter M., Carrillo E. & Fuller T.K. (2001) White-lipped peccary (Tayassu pecari, Atiodactyla: Tayassuidae) diet and fruit availability in a Costa Rican rain forest. Revista de Biología Tropical 49: 3–4 

Altrichter M., Drews C., Carrillo E. & Sáenz J. (2001) Sex ratio and breeding of white-lipped peccaries Tayassu pecari (Artiodactyla: Tayassuidae) in a Costa Rican rain forest. Revista de biología tropical 49: 383–389 

Altrichter-Cateula M. & Almeida R. (2009) Los chanchos de monte Tayassu pecari tienen guardas personales en la Península de Osa, Costa Rica. Suiform Soundings 9: 18–10

Altrichter M. & Almeida R. (2002) Exploitation of white-lipped peccaries Tayassu pecari (Artiodactyla: Tayassuidae) on the Osa Peninsula, Costa Rica. Oryx 36: 126–132

Beck H. (2006) A review of peccary-palm interactions and their ecological ramifications across the Neotropics. Journal of Mammalogy 87: 519–530

Elizondo L.H. (1999) Especies de Costa Rica: Tayassu pecari (Link, 1795), Cariblanco, chancho de monte. Documento Web URL http://darnis.inbio.ac.cr/ubis/FMPro?-DB=UBIPUB.fp3&-lay=WebAll&-Format=detail.html&id=1699&-Find

Hidalgo Chevarria M. & Cruz I. (2008) Plan de Manejo Refugio Nacional de Vida Silvestre Preciosa - Platanares.

Fuller T.K., Carrillo E. & Saenz J.C. (2002) Survival of protected white-lipped peccaries in Costa Rica. Canadian Journal of Zoology 80: 586–589

Reyna Hurtado R., Rojas-Flores E. & Tanner G. (2009) Home range and habitat preferences of white-lipped peccaries (Tayassu pecari) in Calakmul, Campeche, Mexico. Journal of Mammalogy 90: 1199–1209

Reyna-Hurtado R., Taber A., Altrichter M., Fragoso J., Keuroghlian A. & Beck H. (2008) Tayassu pecari. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2012.2: Documento web URL http://www.iucnredlist.org/details/41778/0

Sáenz J. & Carrillo E. (2002) Chancho de monte en Península de Osa, su ecología y su importancia. Ambientales (Costa Rica) (Dic 2002). p. 4–12

Queenborough S.A., Metz M.R., Wiegand T. & Valencia R. (2012) Palms, peccaries and perturbations: widespread effects of small-scale disturbance in tropical forests. BMC Ecology 12: 1–14

Wong G., Sáenz J.C., Carrillo E., Suárez C. A., Tucker J., Feeny C. (1999) Mamíferos del Parque Nacional Corcovado Costa Rica. ed. D. Ávila S. Costa Rica: Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio)


8. Figuras


Figura 1. Mapa de distribución global de Tayassu pecari. Fuente: Reyna-Hurtado et al. (2008)



Figura 2. Mapa de distribución de Tayassu pecari para áreas silvestres protegidas en Costa Rica. Fuente: Elizondo 1999

Figura 3. Áreas de acción de cuatro manadas de chanchos de monte en el Parque Nacional de Corcovado (1996 - 1997). Fuente: Sáenz J. & Carrillo E. (2002)



Figura 4. Áreas de acción de una supermanada de chanchos de monte en el Parque Nacional de Corcovado (1996-1998). Fuente: Sáenz J. & Carrillo E. (2002).