Especies indicadoras


Un reporte breve producido por el equipo de Ecosistemas Terrestres de la Iniciativa Osa & Golfito (INOGO)*. La Iniciativa Osa y Golfito, INOGO, es un esfuerzo colaborativo internacional para desarrollar una estrategia para el desarrollo humano sostenible y la gestión ambiental en los cantones de Osa y Golfito de Costa Rica. Su propósito es contribuir con el bienestar y la calidad de vida de la población, al mismo tiempo que asegurar la salud a largo plazo de los recursos primarios base representados en los ecosistemas marinos y terrestres de la región.


Rodolfo Dirzo a,b
Eben North Broadbent b,c **
Angélica María Almeyda Zambrano b,c
Lucía Morales Barquero c,d
Sandra Lucía Almeyda Zambrano b,c
Carlos Alberto Quispe Gil b,c,e

Department of Biology, Stanford University ( http://biology.stanford.edu ) 
Stanford Woods Institute for the Environment, Stanford University ( http://woods.stanford.edu )
Spatial Ecology and Conservation (SPEC) Lab, Department of Geography, University of Alabama, Tuscaloosa ( http://speclab.ua.edu )
FONASO program, Bangor University, UK and Goettingen University, Germany ( http://fonaso.eu )
Amazon Conservation Association ( http://www.amazonconservation.org )

* Para aprender más sobre INOGO visite nuestro sitio web: http://inogo.stanford.edu
** Por favor contactarme con cualquier pregunta a: eben@ua.edu


Una especie indicadora es aquella que gracias a sus características de distribución, abundancia o dinámica poblacional, al ser evaluada puede representar el estado de conservación en el que se encuentran otras especies u otros parámetros ambientales (Fleishman 2001). De acuerdo con Caro y O’Doherty (1999) existen tres tipos de especies indicadoras dependiendo de la finalidad para la cual sean empleadas clasificándolas en: indicadoras de cambios ambientales, indicadoras de salud ecológica, indicadoras de cambios poblacionales e indicadoras de biodiversidad. Asimismo también existen los indicadores ecológicos que son especies que se asocian a una condición ambiental específica (Isasi-Catalá 2011).

La función de las especies indicadoras es disminuir el tiempo y esfuerzo necesarios para resolver problemas de conservación, ya que funcionan como un atajo para los investigadores (Caro y O’Doherty 1999). Sin embargo debe tenerse en cuenta que su uso debe complementarse con otras herramientas de evaluación, ya que por sí mismas no proveen información suficiente para una evaluación completa (Isasi-Catalá 2011).

En la península de Osa y Golfito, los primates cumplen principalmente el rol de indicadores ecológicos e indicadores de cambios ambientales, ya que por lo general las especies, son vulnerables a la pérdida de hábitat y además muestran una fuerte preferencia por ciertos hábitats, estratos del bosque, o extensiones mínimas de territorio, que les permitan una supervivencia a largo plazo. De la misma forma los grandes felinos funcionan también como indicadores ecológicos e indicadores de cambios ambientales, ya que la presencia de estos animales indica que el área evaluada se encuentra en buen estado conservación. Para su existencia los grandes felinos requieren que existan grandes extensiones continuas de bosque y animales de presa para su alimentación. Otro excelente indicador de la buena salud de un ecosistema es la Danta ya que es altamente vulnerable a amenazas (Castellanos et al. 2008). En cuanto al chancho de monte se sabe que es un indicador ecológico de bosque primario (Sáenz y Carrillo 2022, Altrichter et al. 2001)


Referencias 

Altrichter M., Carrillo E. & Fuller T.K. (2001) White-lipped peccary (Tayassu pecari, Atiodactyla: Tayassuidae) diet and fruit availability in a Costa Rican rain forest. Revista de Biología Tropical 49: 3-4 

Caro T.M. & O’Doherty G. (1999) On the Use of Surrogate Species in Conservation Biology. Conservation Biology 13: 805–814

Fleishman, E., Murphy, D. D., & Blair, R. B. (2001). Selecting effective umbrella species. Conservation in Practice 2: 17-23.

Isasi-Catalá E. (2011) Los conceptos de especies indicadoras, paraguas, banderas y claves: su uso y abuso en ecología de la conservación. Interciencia 36: 31–38

Sáenz J. & Carrillo E. (2002) Chancho de monte en Península de Osa, su ecología y su importancia. Ambientales. p. 4-12.